El sistema ATP-PC, conocido como anaeróbico aláctico y la fosfocreatina

¿Estás pensando en realizar un entrenamiento del más alto nivel? Soy entrenador personal y mi nombre es Dani Yanes, soy especialista en programas de ejercicios personalizados. Unas rutinas con las que podrás sacar el máximo partido y conseguir tus objetivos. Además, te formaré y aconsejaré en todo lo que debes saber sobre entrenamiento. ¿Conoces el sistema ATP-PC? Aquí te cuento todo sobre el entrenamiento anaeróbico aláctico y la fosfocreatina.

El sistema ATP-PC

El sistema ATP-PC es el sistema principal de aporte de energía cuando se realizan esfuerzos muy cortos. Es decir, en menos de 10 segundos. Este no va a utilizar oxígeno, ni tampoco ácido láctico. Por lo que, se le conoce como sistema anaeróbico aláctico. PC es la abreviatura de fosfocreatina. Como el ATP, se encuentra almacenada en las células musculares. Por lo cual, cuando esta se degrada, va a aportar una gran cantidad de energía.

Los depósitos de ATP y PC que se encuentran almacenados en el músculo resultan ser muy pequeños. Debido a esto, la cantidad de energía que podemos obtener a través de este sistema quedaría sumamente limitado. Así tenemos, por ejemplo, si un nadador recorriera 25 metros aplicando la máxima velocidad posible, va a ser altamente probable que vacíe sus depósitos de fosfocreatina al final de este esprint. No olvidemos que, estos depósitos los va a poder recuperar casi por completo después de unos 2 minutos de descanso.

Debemos tener en cuenta que el ATP (adenosintrifosfato) es una molécula que se encarga de producir energía para la contracción muscular. Así como, la conducción nerviosa y la secreción, entre otras funciones. El ATP se produce por medio de tres sistemas: el sistema de los fosfágenos (ATP-PC), la glucólisis anaeróbica y el sistema aeróbico u oxidativo. En función de la actividad que vayamos a desarrollar, será posible que intervenga uno u otro sistema. No obstante, van a existir situaciones que van a requerir que se utilices dos para realizar una misma actividad.

Asimismo, el Sistema de ATP-PC o Anaeróbico Aláctico se va a caracterizar porque la obtención de la energía se efectúa sin que se utilice oxígeno. Así como sin que se generen sustancias residuales. Además, no tiene acumulación de ácido láctico; además, este sistema va a utilizar las reservas musculares de ATP y de fosfocreatina.

Debemos tener en cuenta que, las reservas de fosfocreatina suelen ser unas tres veces superiores a las de ATP. Esta representa la fuente más rápida de ATP para el Uso por los Músculos. Además, la PC, es un compuesto que se encuentra formado por dos sustancias: un compuesto que forma creatina y fosfato. Finalmente, el enlace entre estas sustancias va a almacenar una gran cantidad de energía química. No olvides visitar nuestro blog de entrenamiento personal para más información y consejos.

¿Qué es la fosfocreatina?

La fosfocreatina conocida como fosfato de creatina, creatina fosfato o PCr,  es una molécula que se encuentra formada por la unión de una proteína (creatina) y un grupo fosfato. Tiene en el organismo, la función de servir de almacenamiento de energía de liberación rápida. Es decir, el fosfato de creatina va a reponer el ATP gastado durante la contracción muscular. Con lo cual, a mayor cantidad de fosfocreatina, se tendrá una mayor capacidad de realizar esfuerzo físico durante un periodo mayor de tiempo.

El fosfato de creatina va a cumplir un papel particularmente importante en aquellos tejidos que tienen una alta y fluctuante demanda de energía. Por ejemplo, el cerebro. Es así que, la fosfocreatina va a cumplir una importante función como reserva energética, de manera particular en el tejido muscular. Cuando exista un exceso de ATP se va a formar fosfocreatina, y cuando baja la concentración de ATP (las células requieren energía) se va a regenerar a partir de ADP a costa de la fosfocreatina.

¿Cómo funciona la ATP y fosfocreatina?

En lo referente a los sistemas energéticos, debemos saber que el músculo se abastece a nivel energético tanto en reposo como en movimiento. Esto, debido a la ingesta de nutrientes diariamente y a la energía que estos nos van a aportar. Dicha energía se obtiene de grasas e hidratos de carbono. Y, en algunas ocasiones de las proteínas, debido a que este no va a ser su papel fundamental.

La función principal del organismo será la de transformar la energía química, aportada por los alimentos, en energía mecánica. Es decir, en movimiento. La célula muscular únicamente va a obtener la energía del compuesto llamado adenosín trifosfato (ATP). Razón por la cual el organismo tendrá que transformar los macronutrientes para que estos cedan la energía a la célula muscular.

Para lograr esto y que el músculo reponga la energía necesaria, la célula muscular podrá resintetizar ATP a partir de la fosfocreatina.

El ATP y fosfocreatina se van a encontrar dentro de los fosfatos de alta energía. Dicho metabolismo nos va a aportar la energía necesaria en los ejercicios rápidos, explosivos y cuando se comienzan los movimientos. En estos casos, la fosfocreatina se unirá al ADP para así transformar ATP de una manera rápida. Haciendo, de esta forma, que la célula pueda obtener energía en ejercicios de alta intensidad y de poca duración sin que haya la necesidad de oxígeno.

Anaeróbico aláctico

El entrenamiento anaeróbico se caracteriza porque se realiza sin que el oxígeno entre mucho en juego. En otras palabras, sería la capacidad que tenemos para realizar un esfuerzo de alta intensidad sin que tengamos aporte suficiente de oxígeno. Este tipo de actividades se caracterizan por ser pruebas de esfuerzos explosivos que van entre 1 y 120 segundos. Por ejemplo, los 100 metros lisos o un sprint en un velódromo.

El entrenamiento anaeróbico aláctico es un entrenamiento con esfuerzos muy cortos que se pueden diferenciar en dos tramos. En primer lugar, de menos de 5 segundos, con una intensidad al 100%, cuya fuente energía es el ATP.

En segundo lugar, de entre 5 y 20 segundos, donde la intensidad no será del 100%. Ya que, al ser de un tiempo más prolongado, será imposible que se mantenga la intensidad al máximo. Sin embargo, nuestra fuente de energía además del ATP también es la PC (fosfocreatina), debido a que ambas son vías de energía de muy rápida obtención.

- Ex nadador y jugador profesional de Waterpolo.
- Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.
- Máster en Entrenamiento Personal y Readaptación Físico-Deportiva.
- Ponente y formador reconocido de fitness.

Publicaciones relacionadas